Caminar por una cuerda floja, nuevo deporte de moda

Los deportes de moda se van modificando prácticamente todo el tiempo, y uno de los que más terreno ha ganado en América Latina en los meses más recientes, es justamente el de caminar por una cuerda floja, de la misma forma en la que lo hacen los equilibristas, pero en lugar de hacerlo a varios metros de altura, sólo se lo lleva adelante a unos pocos centímetros del piso, disciplina que analizaremos a continuación.

Lo primero que se debe tener en cuenta en estos casos, es que los orígenes de este tipo de deporte, aunque para algunos sólo se trata de una actividad física, se remontan a la década del ´70, y deriva directamente de los entrenamientos de los escaladores de montañas, quienes practican de esta forma, por si tuvieran que llevar a cabo alguna tarea semejante en un precipicio.

A los pocos años, un grupo de jóvenes procedentes de la región de Yosemite, en el estado norteamericano de California, empezó a entrenar el equilibrio en una cinta, y mediante esta técnica, se fue desarrollando un nuevo deporte extremo, que hoy cuenta con tres modalidades diferentes: el trickline, que consiste en hacer trucos y piruetas; el highline, sólo caminar en altura; y el longline, es decir, mantener el equilibrio durante un largo trayecto.

En los países de América Latina donde este deporte se ha incorporado a plazas, y sitios de entrenamientos muy variados, la mayoría de las personas llevan adelante esta técnica desde hace aproximadamente una década, e incluso es normal que luego del año de entrenamiento, se lleven a cabo varias actividades de los grupos para mostrar a las personas todo lo que saben hacer.

Además, se trata de una práctica que no requiere demasiadas condiciones para poder llevarse a cabo, más allá de que lógicamente se recomienda siempre un examen previo en personas mayores, y más que nada, nos permite pasar un rato divertido con nuestros amigos y familia en el parque de casa o fuera, mientras quemamos algunas calorías sin darnos cuenta.