Consejos para no pasarte con la cena de Navidad

Sabemos que la Navidad, con sus semanas previas llenas de despedidas de los grupos de estudio, amigos o trabajo, es realmente difícil para mantener una conducta alimenticia como las que se recomiendan. Sin embargo, excite una serie de trucos y consejos que te traemos a continuación, con la intención de que esa conducta que has mantenido todo el año, no la eches por la borda en sólo un par de semanas.

Para comenzar, lo que podemos recomendarte es que tengas una agenda de eventos, con todos los encuentros que tendrás en este tiempo. Cuando la misma esté delineada, lo que harás es ver la cantidad de comidas que tendrás fuera de tu casa, en las que lógicamente tendrás menos participación en la elección de los platos, y asegurarte de comer realmente bien cuando seas tú el que se prepara su comida, dejando un remanente de calorías para esos encuentros sociales.

De igual modo, y aunque sabemos que es difícil, tienes que comprender que si has mantenido una rutina de entrenamiento durante todo el año, este no es el momento propicio para abandonar la misma. La verdad es que siempre que quieras tomarte un descanso en este sentido puedes buscar alguna rutina un poco más ligera, pero bajo ningún punto de vista abandonar la actividad de forma definitiva.

Además, otro error que cometen muchas veces las personas es, a sabiendas de que por la noche, cuando se suceden la mayoría de estos encuentros, comerán fuera, evitar alimentarse durante el resto del día. Esto es perjudicial porque llegamos con más hambre que de costumbre a la cena, motivo por el que se recomienda siempre realizar las ingestas alimenticias normales, cinco al día, en estas situaciones.

Cuando te encuentres frente al plato, para finalizar, debes recordarte a ti mismo que la mejor solución que tienes a mano es probar un poco de todo, con raciones lo más pequeñas posibles, masticando lo más lento que podamos, y con un pequeño secreto extra: no repetir absolutamente ninguno de los platos de la mesa, por muy deliciosos que estén.