Las elecciones más saludables en Navidad

Fuente: ibeconomia.com/

Los alimentos navideños suelen ser ricos en calorías y grasas, todo puede consumirse en Navidad, siempre que vayamos con cuidado con las cantidades. No hay alimentos prohibidos, a no ser que tengamos alguna enfermedad específica. Hoy hemos elegido los platos, bebidas y caprichos más habituales en Navidad y os diré qué es lo peor y lo mejor de cada uno de ellos.

Fuente: ibeconomia.com/
Fuente: ibeconomia.com/

¿Vino tinto o cava?

El vino tinto inhibe el colesterol malo al prevenir la oxidación celular. El consumo moderado de alcohol ayuda al corazón. Mientras que el cava como en el caso del vino, la uva del cava actúa como cardioprotectora, aunque su contenido en azúcares es más alto que el del vino tinto. Puntos a favor son que no tiene grasa y que su contenido en carbónico (las burbujas, vamos), lo hacen más digerible.

Mejor elección: Vino tinto

¿Langostinos o besugo?

Los langostinos son una decisión muy sabia. Contienen mucho fósforo, bueno para tu cerebro, así como de hierro, que ayuda a tu sangre, y yodo, que activa tu metabolismo. Mientras que el besugo, el rey de la mesa navideña en el centro del país, es un plato ligerísimo y contiene bastantes vitaminas del grupo B, que contribuyen a que incluso ayudan a la vida sexual.

Mejor elección: Besugo

Los langostinos pierden la carrera en el sprint por ser ricos en colesterol malo, no demasiado recomendable, y porque sus altas proteínas los desaconsejan cuando hay problemas con el ácido úrico.

¿Jamón o Salmón ahumado?

El jamón es riquísimo en proteínas, te ayudará a ponerte unos músculos de hierro. Además, contiene vitamina B2, que ayuda a prevenir el cansancio y el colesterol malo, por lo que cuida tu corazón. Mientras que las grasas del salmón protegen tu corazón gracias a su concentración de Omega 3, por lo que se recomienda consumirlo casi a diario. Sin embargo, un consumo excesivo de ahumados puede ser cancerígeno, así que no te pases.

Mejor elección: Ambos con moderación

¿Pollo relleno o pavo?

El pollo relleno destaca por su contenido en proteínas  y por el delicioso sabor que le confiere la grasa de la cocción. Mientras que el pavo que se prepara en algunas zonas de España, es un animal mucho más magro que el pollo, porque sólo contiene 3,6 míseros gramos de grasa por ración de 100 gramos.

Mejor elección: Pavo