Consejos para correr con viento

Fuente: sportadictos.com/

Estos días son muchos los motivos por los que podríamos quedarnos en casa, buscar excusas, con el fin de quedarse calentitos. Las comidas navideñas, el tremendo frío que hace, estar resfriado, o estar de vacaciones, y también como no el viento. El frío es algo que podemos combatir, pero muchas veces nos venimos abajo con el viento. Por eso hoy os traigo una serie de consejos para correr con viento, y así seguir anulando excusas para mantenernos en forma.

Fuente: sportadictos.com/
Fuente: sportadictos.com/

Correr con el viento en contra es un castigo asociado a la primera parte de un recorrido de ida y vuelta, o a toda la carrera si vas de un punto a otro. Correr con el viento en contra implica un mayor esfuerzo de las piernas y los pulmones; además, pone a prueba tu fortaleza psíquica, ya que te obliga a reducir el ritmo y empeora tus tiempos habituales. Aquí tenemos unos prácticos consejos para que entrenar con viento sea más sencillo.

Reglas de oro cuando corras con viento:

– Correr con viento es algo normal si entrenas al aire libre.

– Lo importante es el esfuerzo realizado, no la velocidad.

– Cuanto más lo hagas, más te fortalecerás como corredor.

– En estos casos, la recompensa es correr con el viento de cola.

Decide cuándo correr con el viento en contra

Puedes decidir si prefieres correr con el viento en contra al principio o al final de la vuelta. Ambas opciones tienen sus ventajas y sus inconvenientes.

Empieza corriendo con el viento en contra cuando:

– No estés en perfectas condiciones y desees completar primero la parte más dura.

– Haga frío; si el viento golpea tus prendas húmedas en el trayecto de vuelta, sentirás más frío.

Termina corriendo con el viento en contra cuando:

– Te sientas fuerte y todavía tengas suficiente energía.

– Haga calor; el viento de cola te ayudará a mantenerte fresco.