Proponerse a hacer ejercicio

Para realizar ejercicio y obtener los mejores resultados, hemos de proponernos una buena rutina y entrenamiento completo. Tu meta, es reducir medidas y tonificar el cuerpo.

Hay que caminar diariamente entre 30 y 45 minutos, siempre a paso ligero y a grandes zancadas para trabajar los músculos de los glúteos. Intenta que sea en lugares verdes, llenos de oxígeno. Por la mañana se activa mejor el metabolismo, si lo ejercitas por la tarde, intenta que sean las últimas horas.

Busca obligaciones para estar activa, por ejemplo, sube y baja escaleras siempre que puedas, camina hasta el trabajo, realiza las compras en hipermercados, bájate antes del autobús…

Si vas al gimnasio, escoge los deportes más exigentes, siempre adaptadas a tu ritmo. Spinning, aerobic avanzado… siempre con consejo del monitor para que sea lo más adecuado y te pueda guiar en tus progresos. En las rutinas deportivas, se aconseja hacer cambios en ellas, por ejemplo, nunca lleves el mismo ritmo en la cinta de caminar, acelera y disminuye el paso en varios minutos.

Para llevar una buena combinación con el ejercicio, no olvides los estiramientos y otros ejercicios suaves como el yoga o Pilates.

Antes de comenzar, piensa en tus objetivos, las zonas que deseas trabajar y el tiempo en que vas a trabajarlos, de esta forma, podrás diseñar un entrenamiento personalizado.

Si estás de vacaciones, aprovecha el momento para jugar a deportes que se brindan a esta época, por ejemplo, el vóley playa, paletas, correr por la playa… y sobre todo… nadar.

Fuente: tu cuerpo ideal