Hacer deporte con cabeza

Hacer deporte esporádico y sin supervisión aumenta el riesgo de lesiones

Practicar deporte sólo los fines de semana o de forma discontinua aumenta con el buen tiempo y es un factor de riesgo de sufrir lesiones, según explican los expertos de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte. Un hecho que también se da con más frecuencia si la práctica de ejercicio físico se hace por cuenta propia o al margen de cualquier institución o club deportivo, ya que se está más desasistido, como insisten los especialistas. Unos 16 millones de personas mayores de 14 años practican deporte en todo el Estado y de estos, tres de cada cuatro lo hacen “por libre”, por eso animan a practicarlo de forma más regular y bajo una buena supervisión.

Pasear por la playa mejora la circulación

Caminar con zapatos no permite pisar con toda la planta del pie. En cambio, hacerlo descalzo sobre la arena mojada, a orillas del mar, hace que la planta entre en contacto completamente con la superficie del suelo. Entonces, la sangre es impulsada de una manera óptima hacia arriba, favoreciendo el retorno de la circulación venosa, que también se ve favorecida por la frialdad del agua de mar, que facilita la vasoconstricción de las venas e impulsa la sangre con más rapidez. Esto es una ventaja para las personas que sufren insuficiencia venosa crónica, un 27,5% de la población española. Hacer paseos entre 30 o 45 minutos junto al mar es suficiente para aprovechar los beneficios, y no hace falta que sea verano, ya que el otoño también nos regala jornadas muy agradables para disfrutar.

Fuente: taringa