Un buen deporte: la natación

La natación, es uno de los deportes más completos que se pueden practicar. Su ejercitación, supone poner en funcionamiento todos los músculos, no queda ninguna parte del cuerpo por ponerse en movimiento, todo el organismo funciona al completo, algo esencial para la salud, sobre todo, de las mujeres. Quizás el mejor beneficio de este deporte, es el mantenimiento del corazón sano, ya que es nuestro músculo más importante, transportador del oxígeno y la sangre a todo el cuerpo.

Cuando se nada, se ejercita y trabaja, disminuyendo la grasa y favoreciendo la circulación sanguínea, bajando con ello, el nivel de colesterol malo y los triglicéridos.

Los músculos se ven totalmente beneficiados con la práctica de este deporte, pues el tejido adiposo que se encuentra en ellos desaparece y la masa muscular aumenta, evitando la atrofia muscular y adoptando fuerza y resistencia. Huesos, articulaciones y tendones se hacen más elásticos y aumenta su resistencia.

Nuestro cuerpo se oxigena mucho mejor, ya no solo por el trabajo del corazón, sino por la ejercitación de los pulmones al trabajar la respiración al compás del ritmo cardíaco, consiguiendo con ello, trabajar igualmente los músculos pectorales. El aparato respiratorio trabaja  con el oxígeno y lo reparte adecuadamente por el organismo.

Como podemos comprobar, este deporte, es todo beneficio para la salud, una buena recomendación, es que lo practiques si te es posible, solo conseguirás beneficios y refrescarte en verano, aunque existe la posibilidad de practicarlo en invierno con las adecuadas piscinas climatizadas.

Anímate y…. ¡a nadar!

Fuente: todo natación