Elimina el estrés haciendo deporte

Fuente: saludpasion.com

Parece difícil mantener la cordura con el ritmo loco que vivimos cada día. Por ello, para paliar los problema psicológico del estrés es bueno el esfuerzo físico a través del deporte. Pero hay que dejar claro, que no únicamente es bueno el deporte para este tipo de patología, sino también para otras como la depresión o la ansiedad.

Fuente: saludpasion.com
Fuente: saludpasion.com

No es necesario ser un científico para conocer los beneficios del deporte sobre las emociones del ser humano, ya que basta con practicar alguno, para comprobar en tu propia piel los resultados; nuestro cuerpo funciona mejor, nos sentimos mejor, más alegres y nos vemos mejor. Esto indirectamente reduce la ansiedad y el estrés.

No obstante, no con todos los deportes obtenemos resultados positivos en contra del estrés, sino que deben cumplir ciertos requisitos para producir el efecto tranquilizante que pretendemos. Por ello, deben ser rítmicos, con una duración entre los 5 y 30 minutos, y con una intensidad entre el 30-60%.

De modo que los ejercicios de alta intensidad, no contribuyen a reducir la depresión, sino que aumentan la fatiga, la tensión y los problemas de carácter. A esto hay que añadir el requisito indispensable que es el de la continuidad, de un día para otro no vas a reducir el estrés y ansiedad, debe practicarse regularmente, de forma sostenida en el tiempo.

Asimismo, hay que decir que por lo general es mejor practicar deporte en grupo que en soledad, y al aire libre, en vez de en sitios cerrados.Por todo ello, podemos decir que la práctica de deportes y ejercicio físico, pueden constituir una alternativa a los tratamientos psicológicos, o al menos, un complemento de los mismos. La actividad física y el deporte actúan tanto a nivel psicológico como a nivel fisiológico para reducir el estrés en nuestro organismo e incrementar la sensación de bienestar.

Es decir, el ejercicio produce un bienestar mental y una mejoría psicológica, pero no únicamente en estos casos, sino siempre, por sí mismo, por lo que es beneficioso igualmente aunque no se padezca estrés.