Tipos de esguinces de tobillo y su tratamiento

Fuente: yatevale.net

En el post de hoy, vamos a tratar una de las ‘cruces’ de muchos deportistas, e incluso personas que no hacen deporte. Los fastidiosos esguinces de tobillo. Aunque son muy frecuentes, mucha gente no conoce que existen tres grados dentro de los esguinces de tobillo, y mucho menos su tratamiento para una recuperación rápida y eficaz.

Fuente: yatevale.net
Fuente: yatevale.net

Como hemos dicho los esguinces del tobillo están clasificados en 3 categorías, por su grado de gravedad, son los siguientes:

Con un esguince del tobillo de primer grado lo puedes notar por:

  • Cierto alargamiento o tal vez haya tenido un desgarre
  • No hay pérdida de función
  • Dolor leve, poca contusión
  • Poca o ninguna hinchazón
  • Cierta tiesura de la articulación o dificultad al caminar

Signos de un esguince del tobillo de segundo grado:

  • Dificultad al caminar
  • Dolor moderado a severo
  • Hinchazón y dolor en la articulación del tobillo
  • La contusión puede comenzar después de 3 a 4 días

El esguince del tobillo de tercer grado es el más grave:

  • Rotura total de un ligamento
  • Puede que no sea posible caminar
  • Dolor severo inicialmente e hinchazón substancial
  • Puede necesitar cirugía.

El tratamiento se basa inicialmente en reposo, frío, inmovilización, elevación y posteriormente fisioterapia:

  • Reposo con la extremidad elevada para facilitar el drenaje del edema y que el pie no se hinche.
  • Aplicación de frío local: disminuye la inflamación, el dolor y el tiempo de recuperación. Aplicar 10 minutos cada 2-4 h los primeras 72 horas.
  • La inmovilizacion más adecuada depende del grado del esguince, desde una tobillera hasta un yeso o férula. Para la mayoría de los leves son suficientes los vendajes tipo tensoplast.
  • Toma de antiinflamatorios según pauta medica.

Para la rehabilitación, es esencial saber el grado de esguince que tendremos, por eso como recomendación casi obligada, antes de iniciar cualquier rehabilitación física que leamos por internet, acudir a vuestro médico o fisioterapeuta. Ellos os podrán decir el grado del esguince, y por lo tanto su respectiva rehabilitación.

Esto es esencial, porque curar mal un esguince, o no fortalecer después de la lesión, puede provocar que tengamos tobillos laxos, y hagamos que los esguinces de tobillo, se hagan de forma crónica de manera irreparable.