Cuidar la masa ósea

Para mantener la estructura ósea, es recomendable ingerir lácteos, ya que estos alimentos son ricos en calcio. Inevitablemente, los años van pasando factura y hemos de cuidar los elementos que nos sostienen: los huesos.

En la menopausia, se produce la aparición de la osteoporosis, aunque no es inevitable y totalmente cierto esta afirmación, lo que ocurre, es que a partir de los 45 años, la masa ósea comienza a disminuir, algo que influye en los estrógenos, ya que estos igualmente comienzan a disminuir. Estos síntomas se pueden prevenir, para ello, hemos de tener conciencia de que a partir de los 40, hay que aumentar los cuidados. Para ello, algunas recomendaciones son:

-está claro que las herencias genéticas, son inevitables, muchas veces, nos observamos nosotras mismas y somos el reflejo de nuestra madre, pero no por ello, debemos de padecer lo que ella ha padecido, esto lo podemos evitar con cuidados preventivos que ella no tuvo, no porque no quiso, sino quizás por no tener la información necesaria. Dietas ricas en calcio, ejercicio, eliminación del alcohol y tabaco… toda una serie de condicionantes que pueden modificar el factor hereditario

-por supuesto, el peso es muy importante para lo que tienen que soportar nuestros huesos. Un peso aceptable será lo más conveniente. Tampoco hace falta estar demasiado delgadas, pues la grasa, a veces, es una forma de protección para la densidad ósea, sobre todo, en la zona del abdomen

-una pregunta que se hacen muchas mujeres es: ¿cómo sé si mis huesos están en perfecto estado?, pues bien, la respuesta está en realizar la densimetría, una prueba que mide la densidad de los huesos. Es aconsejable realizarla periódicamente a partir de los 45 años.

Fuente: Nestlé