Causas, problemas y tratamiento de la vigorexia

Vigorexia

La vigorexia es una de esas enfermedades que muchas veces es difícil detectar, ya que nadie pensaría que se puede sufrir de un inconveniente en cuanto a la necesidad extrema de hacer ejercicio físico. Y si bien ya hemos hablado de la enfermedad al respecto en alguna ocasión, en este caso queremos señalar algunas cuestiones relacionadas con ella, como cuáles son sus principales causas, los problemas que acarrea, y el tratamiento que se le debe dar.

Causas de la vigorexia

Comenzando con las principales causas que podemos mencionar en relación con la vigorexia, es necesario hablar de un mal común del que se parte muchas veces: la inconformidad con la apariencia física de las personas. Claro, aunque todos estamos de acuerdo en que mejorar el aspecto físico es importante, para conseguirlo es importante que siempre nos sirvamos de la atención de un médico o especialista al respecto.

Problemas de la vigorexia

Ahora bien, si hablamos de los principales inconvenientes de salud que se posicionan como consecuencia de la vigorexia, no podemos dejar de mencionar especialmente algunos entre los que se encuentran el consumo de hormonas y anabólicos y la práctica de ejercicio físico de forma compulsiva.

Además, posteriormente es muy posible que nos encontremos ante situaciones, por ejemplo, de mal funcionamiento de algunos procesos del cuerpo físico, como en los distintos aparatos, o también el tener lesiones de forma compulsiva. En casos extremos, podemos encontrarnos también con acné, problemas sexuales y cardíacos, lesiones hepáticas, retención de líquidos, y otros varios.

Tratamiento de la vigorexia

Finalmente, no podemos dejar de destacar algunas de las principales soluciones que existen a la vigorexia, en forma de tratamientos. Entre ellas podemos mencionar algunas como una buena educación física escolar, la consulta con un médico especialista, y como mínimo, buscar ayuda entre nuestros seres cercanos y familiares.