Té cicatrizante

salud-calendula.jpgAnte una herida, se recurre a productos que garanticen la desinfección de la zona afectada. El problema se presenta, cuando al abrir el botiquín, nos damos cuenta que ya no queda ni una gota de aquel producto cicatrizante. En estos casos, se puede recurrir a las hierbas medicinales. La caléndula está en primer lugar. Después de 48 horas es posible percibir una notable mejoría. Esto ocurre porque la caléndula es cicatrizante y antiséptica. Así lo demostró una farmaucética de la Universidad de San Pablo (Brasil).
Para obtener la infusión, se debe colocar en una taza una cucharada de la flor seca y agregar agua hirviendo. Una vez obtenida la preparación, hay que dejarla reposar cinco minutos y aplicarla caliente en la zona afectada con la ayuda de una gasa esterilizada. En algunos casos se puede sumergir la zona del cuerpo afectada en el té.

Ir arriba