¿Qué es la Raw Food?

Raw Food

Cuando hablamos de cuidados del cuerpo, es prácticamente imposible no mencionar la alimentación. Sin embargo, existen tantas tendencias actuales a la hora de consumir los nutrientes que necesitamos en la vida diaria, que algunas de ellas deben ser analizadas de forma individual. Eso es lo que sucede con la nueva moda de muchísimas personas de apostar por la denominada “Raw Food”.

Mucho más que alimentos

Primero que nada debemos decir que aunque Raw Food puede traducirse directamente como “alimentos crudos”, la moda se trata de mucho más que eso, sino que contempla todo un estilo de vida con sus propias características. En concreto, afecta varias esferas de la vida cotidiana, entre las que se hallan las siguientes: física, mental, emocional, espiritual, social y medioambiental. Básicamente, todo tiene que ver con crear una forma de vida responsable para con la naturaleza.

Nada de cocción a fuego

Claro, a diferencia de los vegetarianos y otros tipos de colectivos de personas, quienes siguen el Raw Food se diferencian porque ni siquiera utilizan el fuego para la cocción de los distintos alimentos, ya que consideran que este artilugio le quita los nutrientes a muchos de ellos. Pueden calentarnos, pero éstos nunca deben superar los 45º C de forma interna, o se echan a perder.

¿Y entonces qué comen?

Claro, no es que no tengan variedad de alimentos, aunque sí es cierto que se resumen a algunos en especial como las frutas, las verduras, los frutos secos, las semillas, además de otros como los granos germinados, y en algunos casos más audaces, también consumen algas marinas, y otros especialmente desarrollados para ellos como polvo de algarroba cruda, aceite de oliva de primera prensa en frío y algunas especias o condimentos sueltos.

¿Y en qué me beneficia?

Claro, también se deben destacar los muchos beneficios que podemos encontrar por detrás de este hábito alimenticio, relacionados por ejemplo con que podemos alcanzar una mejor salud mental, además de una depuración del organismo. Tendremos más energía y una mejor concentración, aunque claro que para eso hay que ser extremadamente cuidadoso.