La utilización del cordón umbilical

En 1989 se descubrió la importancia del cordón umbilical, llegando actualmente a la cifra de 10.000 trasplantes aproximadamente en este año 2011.

Actualmente, la sociedad ha ido mentalizándose de que donar este órgano es de suma importancia para aprovechar las células madre que este contiene y que puede salvar vidas a cualquier persona que lo necesite, para ello, hay incluso bancos de donantes que han aparecido después de este gran y maravilloso descubrimiento.

El primer trasplante, se realizó en Francia a un niño con anemia mortal en sangre que al no encontrar donante de médula ósea, se le trasplantó células del cordón umbilical de su hermana que acababa de nacer, resultando todo un éxito. Este receptor es hoy en día un joven que goza de una salud excepcional, una vida maravillosa rescatada por los descubrimientos de la ciencia.

Anteriormente, después del parto, el cordón umbilical y la sangre eran desechados, hasta que se descubrió que era un tejido muy rico en este tipo de células. Hoy en día existen más de 600.000 cordones almacenados en los bancos de donación, un hecho que podrá salvar una gran cantidad de vidas.

La función de este trasplante en células es la capacidad que éstas tienen para reproducir glóbulos rojos y blancos, plaquetas, es decir todas las restantes células de la sangre. Los principales pacientes a los que se les aplica son los enfermos de médula ósea, como la leucemia, la aplasia (cese de la regeneración de la médula) y algunas enfermedades del metabolismo y genéticas como las inmunodeficiencias primarias.

Fuente: e umbilical