La dieta Dukan

Ha pasado de ser la dieta de moda en una propuesta contra la que todo el mundo ha dicho la suya. De hecho, se ha ganado tantos adictos como detractores. Pero, ¿qué es lo que tiene realmente este método? demos un vistazo…

Es innegable: esta dieta adelgaza, y da fuerza. El número de kilos es variable según cada persona, pero en un mes se pueden llegar a perder hasta cinco o seis dependiendo del caso. Otra cosa es el mantenimiento. Pero es

Claro, este es el punto débil de todas las dietas. En general, además, se tolera bastante bien.

Es difícil dar una opinión tajante en este caso. Lo que está claro es que hay maneras más saludables de adelgazar que la dieta Dukan, y que presenta problemas y contraindicaciones evidentes. Ahora bien, para aquellas personas que no consiguen de ninguna manera adelgazar con las dietas más equilibradas, puede ser un método válido. No el mejor, pero sí una fórmula útil, aun sabiendo que tiene efectos negativos claros. Pero es que tener sobrepeso tampoco es aconsejable…

Lo que hay que tener presente es que no se trata de una dieta para que simplemente sufra un pequeño sobrepeso, y que en cualquier caso lo primero que hay que hacer siempre es intentar adelgazar de forma más saludable: es importante mentalizar y saber que si no se pone voluntad para cambiar los malos hábitos dietéticos, no hay nada que hacer.

¿En qué consiste?

Se trata básicamente de una dieta con varias fases: la primera, que dura unos cinco días, sólo incluye proteínas de alta calidad biológica (carne, pescado, huevos, lácteos desnatados) con poca grasa y un poco de fibra (a partir de los copos de avena), la segunda fase ya incorpora unas cuantas verduras que se sumarán a los alimentos proteicos en días alternos, y la tercera introduce más alimentos (fruta, pan, un poco de queso, legumbres…). Finalmente, la cuarta fase es la que llama “de consolidación” y viene a ser una dieta equilibrada típica que se alargará más o menos según los kilos perdidos. La dieta propone también un cambio de hábitos para siempre y un control dietético de por vida. En definitiva, una dieta hiperproteica hecha con alimentos “normales”.

Fuente: dieta dukan