El dolor de muelas

La vida sana no consta solo de cuidarse el cuerpo, también hemos de cuidarnos otras partes del organismo que derivan de la alimentación y que comienzan a doler cuando al cabo del tiempo surgen los problemas, nos estamos refiriendo a las muelas, su dolor es irresistible.

Este dolor es uno de los peores que nos demuestra nuestro organismo cuando algo en la boca no va bien.

A veces aparece de momento, y otras intermitentemente. Sus molestias son punzantes e intensas, nos duele toda la cabeza y en consecuencia sufrimos un malestar general.

Los alimentos fríos o calientes nos molestan. Si persiste, puede ser peligroso y alcanzar infecciones.

Los especialistas, comparan este dolor como si fueran descargas eléctricas que pueden llegar a la zona del oído y de la cabeza.

En la zona central del diente está la pulpa dental. Esta es un tejido blando que está formado por nervios y vasos sanguíneos. Es muy esponjosa, pero lo que la rodea son tejidos duros que la protegen, estos son el esmalte y la dentina.

El azúcar en la boca se convierte en ácido, el cual, unido a la saliva, disuelve el esmalte y la dentina, creando agujeros que son las caries. Así alcanzan hasta la zona del diente hasta llegar a su raíz e infectarla.

Hay otras causas que causan dolor de muelas como el cepillado, el desgaste de hueso que rodea el diente,  lesiones en la boca por masticar objetos duros, roturas por golpes,  inflamación de los ligamentos que soportan el diente,  la salida de los diente por su natural, contacto con alimentos fríos o caliente…

Es muy importante cuidarse los dientes y mantener una boca sana.