Combatir la fatiga

A la fatiga crónica, es un síntoma que nos impide a que nuestras acciones diarias no sean lo sanas que quisiéramos, pero podemos combatirla con alimentos como los batidos de frutas, cítricos, jalea real, pan integral…

Este síntoma aparece en muchas personas después del trabajo diario de cada día, el estrés, los niños, los estudios, las compras…. todo esto hace que aparezca la fatiga tanto mental como física. Esto nos hace sentirnos decaídos, abatidos. Incluso el calor del verano también nos hace sentirnos así.

Para evitar todas estas fatigas, una buena alimentación es esencial. Hay que procurar tomar una dieta rica en determinados nutrientes y escasos en otros que nos pueden perjudicar.

Nos dice la especialista Adriana Ortemberg que “la salud empieza en la mesa, y si la adornamos con productos naturales y energéticos, viviremos más y mejor. De nosotros depende que los alimentos sean nuestros aliados o enemigos”.

Para que un alimento nos  proporcione la energía necesaria no debemos comprobar sus calorías, sino sus nutrientes.

Las algas, son vegetales sorprendentes que frenan el envejecimiento y protege la piel y las mucosas.

Los batidos de frutas poseen azúcares naturales que dan una energía que se asimila fácilmente.

Los alimentos crucíferos, son la col, brécol, coliflor, rábanos, nabos, coles de bruselas…previenen el cáncer de próstata, refuerzan la memoria, retrasan el Alzheimer, protegen la piel, impiden la epidermis, eleva las defensas del organismo. Estos se recomiendan comerse crudos para una mejor provecho de sus nutrientes.

Los cítricos como la naranja, el limón, la lima… son alimentos que ayudan a las enzimas en su reproducción para destruir el cáncer, aporta la vitamina C, la cual, no produce nuestro organismo y debe ser aportada del exterior. Una buena forma de prevenir el envejecimiento, es tomar en ayunas un zumo de limón con un poco de agua.

Fuente: institut ferran