Alimentación durante la menopausia

Cuando los ovarios dejan de producir óvulos, es cuando llega la etapa de la menopausia, es entonces, cuando la mujer experimenta grandes cambios en su cuerpo.

Cuando se llega a esta etapa, no todas las mujeres la sufren de igual modo, a unas les afecta más que a otras, pero siempre hay que cuidarse adecuadamente, sobre todo, en la alimentación.

El cuerpo, necesita, en esta ocasión, muchos nutrientes de las frutas y verduras.

El cansancio, la irritabilidad, el insomnio, enrojecimiento de la piel, la aceleración de los latidos… son síntomas bastante frecuentes de esta etapa. Aparece también la osteoporosis y el aumento de peso, por ello, hay que estar al cuidado de la alimentación.

El calcio es muy importante, pues en esta etapa se necesita mucho más para la prevención de la osteoporosis. Hay que consumir los alimentos ricos en él como las espinacas, lácteos, acelgas…

La vitamina D es la encargada de que el calcio llegue a los huesos. Esta vitamina se encuentra en los huevos, mantequilla, sardinas, atún…además de los rayos solares.

Los antioxidantes mantienen el colesterol malo a raya, pues este aumenta en la menopausia. Las aceitunas (sobre todo las negras), melocotón, naranja, limones, papaya… el aceite de oliva hay que utilizarlo en las comidas. Todos estos alimentos nos nutren de antioxidantes.

Las legumbres contrarrestan la falta de estrógenos con sus fitoestrógenos, los cuales, son muy parecidos.

Hay que consumir alimentos bajos en grasa. La forma de cocinar más sana, son los alimentos a la parrilla o hervidos.

Hay que evitar el marisco, pues contienen mucho colesterol.

Fuente: alimentación sana