Reeducarse con el Sha

Hay personas que ponen de excusa que no tienen demasiado tiempo para cuidarse, pero esto es, como ya hemos dicho una excusa, o mejor dicho, una autoexcusa para alejarnos de las incomodidades.

Siempre hay tiempo para establecernos cualquier ejercicio (subir escaleras, ir al trabaja caminando…), al igual que a la hora de elegir un menú, nos inclinamos por la platos menos indicados (chorizos, huevos fritos…), cuando realmente hay otros más sanos (pescados a la plancha, verduras…).

Para cuidarnos bien, debemos establecernos unas reglas de juego, estas consisten en evitar los excesos (sin ser fanáticos), poco  a poco, nuestro cuerpo se acostumbrará y las respetará, es como un forma de educarse, se conformará con lo que le das.

El Sha es una medicina que combina la costumbres orientales con las occidentales. Está compuesto de dietas terapéuticas, tratamientos antiedad, alteraciones del sueño, diabetes, hipertensión… toda una serie de enfoques hacia la salud y el bienestar. Las familias orientales acomodadas, tienen este tratamiento como algo cotidiano, lo incluyen en sus tareas diarias.

El Sha, más que una medicina, es un tratamiento reeducativo, en él se dan clases de cocina, de yoga, correcciones de postura, charlas…tratamientos que duran hasta 15 días y que dan un resultado excelente.

Los tratamientos se diseñan individualmente. Técnicas de relajación, fitness, yoga… todo supervisado por especialistas. Los menús son pensados para disfrutar comiendo, aun siguiendo una dieta. Se mantiene a un lado la ansiedad, las realidades están presentes, como el permitir un vasito de vino, un poco de pan, salsas ligeras, especias…