¿Qué son las colaciones y cuáles se recomiendan?

Colaciones

Desde hace ya algunas décadas atrás se ha puesto de moda comer más de cuatro veces al día, sumando generalmente dos colaciones diarias que se ubican entre los platos principales.

Sin embargo, es hora de conocer los beneficios que esta distribución trae aparejado y dejar de pensar que los planes de alimentación son sólo una cuestión de modas o tradiciones de nuestros familiares y amigos.

Comer entre una hora y media y tres horas ayuda a activar el metabolismo. ¿Cuál es la lógica?, es fácil de entenderlo; imaginemos una salamandra a la cual le falta leña, obviamente no será suficiente el fuego. Por el contrario, si tiene demasiada cantidad de leña, tampoco se producirá la combustión. Entre ambas opciones se sitúa la posibilidad de ir “alimentando el fuego” lentamente, sumando cada un lapso pequeño de tiempo algunas ramitas.

Lo mismo sucede con nuestro organismo, si le ofrecemos un alimento bajo en calorías y de porción pequeña antes de las tres horas, entonces se mantendrá activo y en funcionamiento.

Así mismo estas pequeñas ingestas o también llamadas colaciones, disminuyen la ansiedad de comer por comer, así como evitan llegar hambrientos a la próxima comida lo cual conllevaría a un probable aumento de la porción, y con ella, a un incremento de calorías.

¿Cuáles son las mejores opciones a tener en cuenta a la hora de colacionar?

Los lácteos, entre ellos; la leche, el yogur y el queso, son ideales para estos momentos en tanto que al ser proteicos son motores para el gasto calórico, a la par que aportan saciedad y al existir en versión light no se consumen valores considerables de calorías.

Las frutas, ya sean naturales o enlatadas en su versión bajas calorías, son ideales para afrontar esta ingesta del día, aportando a nuestro cuerpo fuente de nutrientes fundamentales para lograr una mejor calidad de vida.

Los cereales en su modalidad integral al contener fibra dan mucha saciedad y no aportan demasiadas calorías al controlar la porción adecuada.

Las frutas secas y semillas son considerados super-alimentos en tanto son fuente de proteínas, fibra así como previenen enfermedades, entre ellas el colesterol elevado.

Será cuestión de armarnos de una heladera que contenga estos alimentos para usarlos como colación y seguir manteniendo o bajando nuestro peso.tiempos.