La importancia del líquido en verano

Si tenemos en cuenta que para muchos de nuestros lectores el verano se encuentra en apogeo, y que los cuidados en esta parte del año deben ser mucho mayores que en invierno, entonces a continuación vamos a repasar un poco la importancia que tiene la ingesta de una buena cantidad de líquidos en esta estación, para que siempre los tengas en cuenta.

Lo primero que podemos considerar al respecto, es que el agua es un elemento vital para los seres humanos, por su importante función dentro de las células de todo el organismo. Por este mismo motivo es que los expertos recomiendan ingerir alrededor de dos litros de agua por día, siempre siendo potable la misma, y en cuyo caso contrario conviene que primero la hervamos con dos gotas de lavandina encima por litro.

Los zumos de fruta son también recomendados en verano, pero con la salvedad de que los mismos sean completamente naturales, de los que se realizan en el momento -aunque sean más caros- y no de los que vienen preparados, ya que éstos contienen elevados niveles de fructosa, y como se trata de un azúcar simple, luego bajarlo puede ser sumamente costoso. Por eso se recomiendan también las frutas enteras.

El alcohol es otro de los peligros que tenemos siempre en verano asociado a las bebidas, ya que algunas de ellas son realmente preparaciones sabrosas, y que combaten bien la sed, además de que siempre están de moda. Más allá de todo, tomar una copa por noche no está mal si estamos de vacaciones, excepto en el caso de las embarazadas, a quienes no se les recomienda de ninguna forma la ingesta de alcohol.

Incluso, con respecto a este último apartado, se debe tener en cuenta que algunos estudios indican que pequeños porcentajes de alcohol ayudarían a disminuir las grasas corporales, aunque los mismos beneficios otorga el ejercicio físico sin ninguno de los problemas que se asocian a las bebidas alcohólicas.