La alimentación correcta en verano

Muchos de nuestros lectores están entrenado por estas semanas al período más caluroso del año, de forma tal que la alimentación se vuelve clave no sólo para mantenernos frescos, sino también para obtener una calidad de vida importante. De hecho, existen algunos alimentos que se considera que no pueden faltar en la dieta en esta parte del calendario, y que repasaremos a continuación para que los tengas en cuenta.

Por ejemplo, podemos mencionar dentro de los alimentos que son especialmente recomendados para el verano, algunos como los cereales, sus derivados y las legumbres secas, entre los que podemos mencionar arroz, avena, cebada, maíz, trigo, arvejas, garbanzos, lentejas, porotos y soja, y más fuertes, fideos, pan y galletas; especialmente todos ellos cuando realicemos actividad física que nos permitan “bajar”, los que poseen más calorías.

En un segundo grupo podríamos mencionar, entonces, las frutas y las verduras, además de la leche, y sus derivados, como por ejemplo el yogur, sin dejar de lado tampoco el queso, y básicamente todo lo que sean lácteos. Estos alimentos son recomendados por los especialistas sobre todo en el desayuno, siguiendo el precepto básico de ir comiendo cada vez menos a medida que el día avanza hasta la noche.

Posteriormente, existe otra serie de alimentos que también son recomendables en verano, los derivados de las carnes y los huevos, todos los productos de animales, entre los que se encuentran la carne vacuna, cerdo, cordero, pollo, pescado y frutos de mar; siendo especialmente aconsejables estos últimos, ya que pueden consumirse en mayor proporción en el período de una semana que los anteriores.

Para finalizar, está el grupo de los alimentos que si bien debes evitar durante todo el año, te aconsejamos especialmente que trates de de dejar de lado en invierno. Entre ellos se encuentran todos los aceites y grasas, además de los azúcares y los dulces en general, que te hacen ganar calorías muy difíciles de quemar.