Hidratarse

Una cosa primordial para hacer deporte es el saber hidratarse y esto no solo consta en la ingesta de líquidos, sino en llevar una ropa apropiada.

Ponerse en marcha es muy sencillo, pero se ha de hacer con conocimiento.

La actividad que elijamos para nosotros, debe ser alguna que nos agrade, no obligarnos a practicar algo que no nos gusta, que no nos es necesario o que no tenemos aptitud para ello.

Para practicar es necesario crearse una rutina, acostumbrarnos a crear el hábito, así poco a poco, se convertirá en una necesidad para nuestro cuerpo, pues nos lo pedirá.

El horario también es muy importante, una hora adecuada es primordial y sobre todo el tiempo necesario, ni excederse ni quedarse corto.

Hemos de llevar la indumentaria adecuada, ropa cómoda, de deporte, flexible, elástica.

Y por supuesto hidratarnos con bebidas en condición a nuestro quemar de energías, es decir, en la medida justa. Para ello, debemos conseguir el equilibrio entre el sodio y los fluidos del organismo esto se llama “hiponatremia”. Esto ocurre cuando  el líquido en exceso nos provoca demasiada pérdida de sodio, el cual, necesita el organismo.

No debemos olvidar  que en la práctica de los deportes, la deshidratación se produce por el sudor. Una persona que que realiza deporte, simplemente para mantenerse en forma, no tiene por qué tener ningún problema, la complicación sucede en los grandes deportistas, estos necesitan de gran resistencia para aguantar.

La hidratación debe hacerse poco a poco, a pequeños sorbos y con descansos pausados.