La anorexia

El modelo de una sociedad que acaricia la imagen de la delgadez, ha hecho a mujeres caer en la obsesión, derivando a la enfermedad de la anorexia. Las modelos, cada vez muestran su excesiva falta de peso, algo que influye seriamente, sobre todo, en las jovencitas que se dejan llevar por la moda.

Los complejos del verse con la imagen que no se puede conseguir, hacen derivar al terror a la comida, al no querer comer para administrar menos calorías, algo totalmente equivocado y falso.

Hace algunos años, la extrema delgadez, era signo de una mala alimentación y de una vida poco saludable y algo más que lo anterior sí que estaba en lo cierto. Esto no quiere decir que las personas delgadas tengan problemas con la alimentación, pero un cuerpo con malos hábitos alimenticios, muestra los signos de la falta de vitalidad.

La anorexia, influye psicológicamente al que la padece, aun mirándose al espejo, siempre se encuentran kilos de más, a pesar de la extrema delgadez que se pueda sufrir, se sufren espejismos ante la realidad, aparece así la obsesión de bajar de peso aun no siendo necesario. Esto puede llegar a influir en los órganos vitales y a veces buscar la muerte.

Esta enfermedad es horrorosa, la mente controla todo lo que come, la comida supone terror, se ven grasas en los alimentos, incluso en aquellos que no tienen.

El rechazo a la comida, hace a algunas jovencitas evitar la comida cuando no la ven tirándola al cubo de la basura y si la comen intentan vomitarla, apareciendo la eterna compañera de la anorexia: la bulimia.

Fuente: d medicina