Guía HIIT: primeros pasos

A la hora de realizar ejercicio a intervalos puede parecer relativamente sencillo, pero te aseguramos que puede llegar a ser realmente complicado y difícil de llevar, dependiendo de la intensidad a la que estés dispuesto a llegar. Cuanto más intensidad más activarás el cuerpo y más grasa perderás, pero… el precio ya te lo imaginas.

Por eso y dado que es un programa de ejercicio para personas de buena forma física, hay que empezar desde muy abajo, lo que significa un programa de ejercicio suave y progresivo, lo suficiente para activarte y orientarte en el mundo del HIIT pero sin dejarte sin fuerzas en menos de cinco minutos.

Para empezar súbete a una bicicleta estética (o salir a correr si estás en una gran forma física) y ten a mano este programa:

  • Primeros 5 minutos: 40% de intensidad
  • 30 segundos: 80% de intensidad
  • 30 segundos: 50% de intensidad
  • 30 segundos: 80% de intensidad
  • 30 segundos: 50% de intensidad
  • 30 segundos: 80% de intensidad
  • 30 segundos: 50% de intensidad
  • Últimos 5 minutos: 40% de intensidad

No hace falta que repitas más los intervalos, un programa de tres ciclos es suficiente para empezar. Si te has quedado fresco, entonces debes seguir apretando, pero lo lógico es que alguien que no haya practicado HIIT en mucho tiempo acabe no exhausto, pero sí bastante cansado.

A raíz de este programa inicial, cada semana se van añadiendo más ciclos de cambios de intensidad, según las preferencias y posibilidades del candidato en cuestión. Ahí ya, depende de ti. No obstante seguimos trabajando para que, si te lo puedes permitir, des el salto al siguiente nivel y te podamos dar una rutina un poco más divertida…