El atún enlatado, ese gran aliado

A la hora de buscar grandes cantidades de proteína y sobretodo de buena calidad, normalmente nos tenemos que ir a la carne o pescado que suele tener precios considerables, pero no obstante siempre hay grandes aliados, con precios por los suelos…

…y como mejor ejemplo, tenemos el atún enlatado. Aquel que por tres latas tienes que pagar poco más de un euro, y que es muy rico en proteínas de alta calidad. Dicho esto, es un imprescindible en tu dieta, ya que para ganar masa muscular o para mantenerla mientras estamos adelgazando, es un muy buen complemento en cualquier hora del día acompañando o solo.

No obstante, hay ciertos detalles que debes tener en cuenta, el más importante de ellos que en la medida de lo posible, lo tomes enlatado al natural. Esto es sin aceite de oliva ni de girasol incluido, ya que estos aceites pierden ciertas propiedades y al fin y al cabo impregnan totalmente el atún que ingieres.

Por ello mismo, lo ideal y que te podemos dar como mejor recomendación es añadir aceite de oliva en pequeña cantidad al atún natural, asegurándote una concreta consumición de aceite, de primera calidad a la par que consumes una excelente fuente de proteínas.