Gimnasia como terapia


Más allá de bajar de peso o mantener la silueta, hay personas que se acercan a la actividad física con el objetivo de encontrar un método terapéutico o de relax y anti estrés. Dentro de este grupo, uno de los deportes más buscados son la natación, y otra buena opción es el yoga.
Cualquier actividad en la pileta es beneficiosa, ya que aumenta y tonifica los músculos, ejercitando movimientos que requieren mayor fuerza. Pero, además de mejorar la masa muscular, es muy favorable para aliviar algunas enfermedades como la osteoporosis y la artritis.
Durante el embarazo, es una excelente ayuda, porque prepara al cuerpo para el trabajo de parto, lo relaja y mejora el descanso de la madre, además de aumentar el vigor y afirmar la musculatura.
Y, aunque muchas personas relacionan la natación con el aumento de la resistencia, lo cierto es que este deporte practicado en forma recreativa no proporciona una intensidad como para lograr la resistencia.