El peligro de las lesiones de rodilla al entrenar

Todo el mundo sabe que, si no entrenamos absolutamente nunca, tarde o temprano nuestro cuerpo nos hará pagar las consecuencias. Y si para colmo de males tenemos un poco de sobrepeso, las rodillas son las más perjudicadas de todas las articulaciones que forman parte de nuestro organismo. Sin embargo, recientes estudios han demostrado que el exceso de ejercicio físico puede ser igualmente perjudicial para las personas.

De hecho, una investigación desarrollada por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de la Universidad de California, ha permitido saber que “tanto los niveles muy altos como los muy bajos de actividad física pueden acelerar la degeneración del cartílago de rodilla en las personas de mediana edad”, por lo que debemos ser sumamente cuidadosos en este sentido.

De hecho, se especula con que a partir de este mismo instante, dos de cada tres personas que lleguen a los 85 años de edad, lo hagan padeciendo osteoartritis (artrosis de rodilla), lo cual sucederá especialmente en el caso de quienes no hayan entrenado nunca, especialmente cuando haya sobrepeso como mencionábamos, y también en aquellas personas que han realizado entrenamientos más fuertes que los que su cuerpo podía llegar a soportar.

Por ello es que ahora los especialistas están desarrollando diferente teorías acerca de la relación entre la actividad física excesiva y la degeneración del cartílago, sobre todo a partir de cómo se han ido modificando los elementos evolutivos del cartílago, más que nada en las personas de mediana edad, como se considera a los que tienen entre 45 y 60 años de edad.

Para poder llevar a cabo el estudio, los especialistas contaron con el testimonio de analizó 205 pacientes de esas edades, quienes registraron su actividad física en un cuestionario, permitiendo descubrir a los profesionales que quienes presentaban mayor desgaste en sus rodillas, eran los ubicados en los extremos, por no realizar actividad física, o por realizarla en exceso.