Ejercicios de Pilates

El ejercicio moderado es el más recomendable para cuidarse, nunca hay que dejar de lado un poco de movimiento para nuestro cuerpo.

El Pilates es uno de los ejercicios suaves que pueden ayudar a mantenernos en forma de manera moderada. Es muy sencillo de realizar, se tratan de movimientos controlados, en los que se armoniza y coordinan el cuerpo y la respiración.

Puedes realizarlos en tu propia casa, con una música suave, puedes empezar de esta forma:

Si quieres estirar la espalda, ponte de pie apoyada a la pared, estira bien la espalda y contrae el abdomen. A continuación eleva un brazo por encima de tu cabeza con el codo flexionado. El otro ha de estar estirado junto al cuerpo. Ves alternando cada brazo.

Otro ejercicio para estirar la espalda, es elevar los dos brazos, sepáralos al máximo. Bájalos poco a poco por delante del cuerpo hasta que las manos se crucen. Haz repeticiones varias.

Para ganar fuerza y agilidad, ponte estirada con las piernas abiertas, inclina el cuerpo hacia adelante y ves acercando las manos al suelo. Cuando tus manos toquen el suelo (no importa si no llegas) vuelve a elevar tu cuerpo soltando el aire.

Otro ejercicio para ganar fuerza y agilidad  consiste en tumbarse en el suelo boca abajo (puedes utilizar una colchoneta). Ponte de rodillas  apoyándote en tus manos inclina todo el cuerpo de modo que tu pecho llegue hasta la colchoneta. Sube y baja varias vece.

Si quieres afinar tu cintura, ponte de rodillas y dobla el cuerpo hacia la derecha apoyándote en la mano. Estira la pierna izquierda y el brazo izquierdo hasta formar  una línea lateral. Haz el ejercicio con el lado contrario y ves alternando. Contrae siempre el abdomen para proteger tu espalda.

Fuente: método Pilates