Ejercicios de D. Total Body que se adaptan a nosotros

No importa si ya hace tiempo que practicamos deporte o si apenas nos ponemos ahora. Tras un periodo de inactividad, el D. Total Body se adapta a las capacidades y objetivos de cada uno, ya que el entrenamiento interválico puede hacerse de forma suave y no debe ser extenuante. La parte aeróbica, por otra parte, consta de unas coreografías muy sencillas. Los deportistas de nivel más alto disponen también de adaptaciones para aumentar la potencia y la intensidad del ejercicio si lo desean. Así, todo el mundo puede encontrar su nivel dentro de la sesión.

¿Cómo es una clase?

La sesión comienza con coreografías sobre el step, que aceleran la frecuencia cardíaca y aumentan el gasto calórico. Después de una fluida transición, con el tiempo justo para beber agua y coger el material, empiezan los primeros minutos de tonificación. ¡Y de nuevo hacia el step! Así se combinan los intervalos cardo y musculares hasta el final, que llegan los estiramientos.

El mejor material

D. Total Body utiliza los mejores accesorios de fitness para aprovechar al máximo el entrenamiento y realizar cada

Ejercicio de la forma más cómoda y eficaz:

1 Steps y bases: además de las clásicas bases para dar mayor altura en el step, se trabaja con las Slanted Riser, unas bases inclinadas que permiten entrenar los músculos en inglés distintos de los habituales y aumentar la implicación de la musculatura estabilizadora. La inclinación hace que trabajamos con más intensidad sin necesidad de aumentar mucho la altura del step.

2 Gomas elásticas: sus múltiples opciones de trabajo de tonificación las hacen ideales para mejorar la resistencia muscular. Permiten incrementar la capacidad de las contracciones excéntrica y concéntrica con diferentes movimientos.

3 Mancuernas y body bar: son los materiales de tonificación por excelencia. Disponemos de diferentes pesos para poder adaptar la intensidad.

4 Fitball y bossu: la esfera y la semiesfera son útiles para ejercitar el tono muscular, la flexibilidad, la coordinación y la propiocepción, haciendo que tengamos una mayor conciencia del propio cuerpo. Permiten un buen entrenamiento multiarticular.

5 Colchoneta: Un pequeño colchón necesario para proteger la espalda y controlar la presión de las articulaciones cuando se trabaja en el suelo.

6 Glidding: Es una pequeña superficie redonda deslizante que da más amplitud de movimiento y mejora la flexibilidad.

Fuente: dietas