Dieta para dejar de fumar

Desde la Ley del Tabaco, millones de personas han conseguido dejar de fumar, las enfermedades del tabaquismo han disminuido, al igual que los ingresos en los hospitales por causas del tabaco.

Hay muchas y diversas formas de dejarse a un lado el cigarrillo y tú también puedes dejarlo, mediante el tratamiento antitabaco ha de seguirse mediante una dieta, la primera norma es que se debe suprimir todo aquello que nos resulte excitante, como el alcohol, café, té

Ya pasados unos días, al menos dos, se ha de tomar alimentos y bebidas hidratantes, como agua, zumo de frutas, caldos depurativos de verduras, infusiones…con ello, conseguimos desintoxicar el organismo.

Pasados otros dos días, debemos conseguir alimentarnos con el consumo de fruta fresca y zumo.

A los cuatro días siguientes, una dieta a base de fruta, verduras, hortalizas, cereales integrales, ensaladas (de berro)...

Pasados estos cuatro días, durante una semana, hemos de adoptar una dieta a base de infusiones, agua… siempre en grandes cantidades.

Con todos estos consejos y por supuesto, la abstención absoluta del tabaco, conseguiremos una depuración total de nuestro organismo, aumentaremos así la cantidad y calidad de vida para conseguir vivir más años, reducir enfermedades relacionadas con los infartos de miocardio, cáncer

Las embarazadas aumentan la posibilidad de que el bebé esté más sano, las personas que están a su alrededor, sobre todo los niños, ganarán en salud, y notará el ahorro del bolsillo.

Dejar de fumar, supone toda una serie de medidas y resultados positivos, si no consigues dejarlo por ti solo, existen especialistas para ayudar a conseguir dejar a un lado esta adición tan perjudicial para todos.

Fuente: yo mujer