Beneficios de los frutos secos para el cuerpo sano

Incluir frutos secos en nuestra alimentación, es recomendable para la salud de nuestro cuerpo. Claro está, en una medida recomendada, ya que poseen un poder energético y calórico que no poseen otros alimentos.

Las avellanas, pistachos, cacahuetes, almendras, nueces, piñones, etc., son algunos de los frutos secos que podemos consumir para lograr tener un cuerpo sano, llevado, lógicamente, por una alimentación sana basada en: fibra , proteínas, frutas…,  donde los frutos secos pueden tener cabida por su alto contenido energético y calórico, que los hacen productos necesarios para la vida diaria, y mucho más tratándose de deportistas, que necesitan un grado alto de energía y potencia, que estos productos se lo pueden proporcionar.

Estos frutos secos contienen vitamina E y casi todas las vitaminas B, que ayudan enormemente contra el deterioro físico, ya que reducen la oxidación celular producida por los radicales libres, que son los causantes de la demacración de muchas de las personas, producto de la edad y de muchos factores.

es por eso, importante consumir estos productos, que a más de tener un fuerte poder energético, nos ayuda a no deteriorarnos precozmente con la edad, y así podernos sentirnos mejor y más sanos.

Los frutos secos son también ricos en minerales y en fibra alimentaria, que es ideal para combatir el estreñimiento y prevenir la obesidad, uno de los grandes males de nuestra sociedad, producidos por malas alimentaciones en edades tempranas, que luego cuestan de curar, y que engrandecen el número de población enferma con esta problemática.

¡Ponlos ya en tu menú!

Fuente: el edy blog