Controlar la hipertensión

La hipertensión es una enfermedad que puede llegar a ser crónica. Es muy frecuente cuando se va teniendo más edad. Debemos mantenerla moderada para que en el futuro no nos de problemas serios.

Los especialistas tratan este síntoma a través de medicamentos, pero aparte, para controlarla mejor, se han de seguir unas pautas que ayudarán a conseguirlo. Las pastillas no lo solucionan todo.

Hemos de evitar sobre todo el sobrepeso, pues el corazón se agota menos de esta forma.

Las situaciones de estrés hacen subir la tensión. En ocasiones, esta se eleva por algo puntual, un susto, un incidente… esto no tiene consecuencias, pues son momentos que no suelen durar demasiado tiempo, pero si llevamos una vida con alto estrés, nuestra tensión puede resultar perjudicial, para ello hay que conseguir ejercicios de relajación, existen técnicas para ello que se adaptan perfectamente a la vida que cada uno lleve.

La sal es determinante para la subida de tensión, hemos de evitarla. Congelados, refrigerados… estos alimentos aportan demasiada sal a nuestro organismo.

Las dietas más aconsejables son las ricas en verduras y frutas, estas tienen una gran riqueza de potasio, calcio y magnesio. Estos elementos hacen la acción de dilatar los vasos sanguíneos y el potasio, además este último elimina el sodio.

El alcohol y el café se pueden tomar, pero moderadamente. Dos vasos de vino y una taza de café al día son suficientes.

Ejercicios como caminar o correr de forma suavizada, son primordiales para el control de la tensión.

Fuente: watch tower