Quemar grasas

Hay personas que saben hacer mejor ejercicio que otras, pero esto solo es cuestión de organizarse e informarse de lo que es más conveniente o qué ejercicio quema más calorías, haciendo de ello un hábito.

Cada actividad física, quema de una forma u otras grasas, dependiendo del esfuerzo que se realice, por ello, los especialistas, adaptan las dietas según la vida o esfuerzo que una persona realiza a lo largo del día, de ahí las dietas personalizadas.

Los esfuerzos del día a día, supone una quema de calorías, dependiendo de la vida que llevemos. Si una persona, va caminando al trabajo en vez de utilizar el coche, sube las escaleras en vez de utilizar el ascensor… cambiar los hábitos a favor de nuestra salud, es un punto muy positivo de cara a nuestra salud.

Hemos de plantear lo que comemos para poder quemarlo después, efectuar un programa de salud, acorde a nuestro ejercicio y alimentación diarios.

La acción de subir y bajar escaleras, quema unas 300 calorías, si lo hacemos con algo de peso, podemos quemar hasta 500. A esto se suma la cantidad de pisos que logremos subir, por ejemplo, de 6 a 8, nos aseguramos la pérdida de 400.

Si hacemos footing por las mañanas, supone una quema de grasas de 400 calorías, pero depende de la intensidad con que se haga, ya que a más velocidad, mayor quema.

Los deportes, son otra de las actividades más aconsejadas para la salud, para quemar los excesos de grasa que tomamos. Patinaje, baloncesto, fútbol, judo… cantidad de deportes para todos los gustos.

Fuente: revista buena salud