Cómo hacer para no engordar en verano

alimentos verano

Con la llegada del verano, todo el mundo comienza a prestarle más atención a su cuerpo. Sin embargo, sabemos que podemos relajarnos un poco si ya hemos hecho los deberes, y que como luego viene el invierno, subir algunos kilos no será tan notable. El problema es que luego esos son los kilos que tienes que bajar antes del verano del año que viene, así que aquí van algunos consejos para que no aumentes de peso, sobre todo en vacaciones.

Esto tiene que ver, en principio, con que la llegada del verano suele suponer cambios en nuestros hábitos alimenticios que pueden traducirse en el aumento de kilos, algo que los expertos han estipulado hasta en unos 5 kilogramos más por cada período de vacaciones. Más que nada, si quieres evitar esta situación, lo primero que debes hacer es beber la cantidad de agua adecuada, que se sitúa entre los dos y dos litros y medio por día.

Además, si tienes que ir a la playa y sabes que el precio de las ensaladas allí cerca es una verdadera locura, y por eso apuestas por los emparedados, no te decimos que dejes de hacerlos, sino que tengas algunas consideraciones, como por ejemplo eliminar la mayonesa y los embutidos grasos. Elige en cambio alternativas como por ejemplo el pavo, el tomate, el atún, y demás.

Luego, si llevar ensaladas en la portátil puede ser algo complicado, no hay nada más sencillo que llevar algunas frutas dentro, así que ya no tienes excusas en este sentido. Piensa que se trata de alimentos que en casi todos los casos aportan antioxidantes, vitaminas y minerales. Además, si te excediste con la comida al mediodía, una buena fruta antes de dormir, como una banana, puede ser una solución conciliadora con tu cuerpo.

Finalmente, otras dos cuestiones que puedes tener en cuenta en vacaciones para evitar el aumento de peso tienen que ver con intentar aprovechar el tiempo libre en la playa para hacer ejercicio sin grandes esfuerzos, por ejemplo a través de caminatas; o también, hacer actividades que son más sencillas en vacaciones, como por ejemplo el senderismo, o las escaladas.