Cómo bajar de peso sin ir al gimnasio

 bajar peso en casa

Todos queremos bajar de peso en algún momento de nuestras vidas, pero casi nadie quiere ir al gimnasio nunca, y si pensamos que efectivamente el ejercicio constante y una alimentación adecuada y complementaria son la mejor forma de quemar esas calorías de más, pues está claro que al no pensar movernos reducimos las posibilidades de bajar de peso. Sin embargo, por suerte, existen algunas otras alternativas interesantes que aquí repasamos.

En primer término, si quieres quemar calorías al mismo tiempo que comes, nuestra recomendación es que bajes las luces y escuches música relajante cuando lo haces, ya que diversos estudios han demostrado que en este contexto, se comen unas 175 calorías menos por comida que en situaciones normales, porque de hecho los sentidos están puestos, y concentrados, en el plato.

Otra buena alternativa que particularmente nosotros siempre aconsejamos para dejar de ingerir tantas calorías, tiene que ver con la necesidad de achicar los platos, y en este sentido de seguro habrás notado que en la actualidad, la mayoría de las platos actuales son de 28 o 30 centímetros de diámetro. Sin embargo, como muchos comen hasta acabarlo, puedes ingerir un 23% menos calorías con un plato de 25 centímetros.

Luego, más allá de la persecución que puede generar en tu cerebro, existe otra forma sencilla de comer menos, la cual tiene que ver simplemente con pesarse. Aunque está claro que pesarte regularmente puede no ayudarte a bajar de por sí, sí está comprobado que uno intenta al menos mantenerse en el peso en el que se encontró la primera vez, ya que se siente mucha más culpa por elevarlo que por no disminuirlo.

Finalmente, algunas otras consideraciones que no puedes dejar de tener en cuenta en este sentido, se encuentran relacionadas con relevar siempre lo que estás comiendo y el modo en el que ha sido preparado, además de dormir ocho horas por día como se indica, o al menos seis más alguna pequeña siesta, y por último, siempre realizar la comida más importante del día en el desayuno.