Cómo evitar subir de peso en invierno

Aunque ahora muchos de nuestros lectores se encuentran en verano, también habrá otros que están sufriendo directamente las consecuencias del invierno, y por qué no decirlo, comienzan a ver de qué modo los kilos están empezando a acumularse, como consecuencia directa de los cambios en nuestra dieta que solemos realizar con el arribo de las temperaturas más frías del año, y que luego nos cuesta muchísimo dejar de lado ante la llegada del invierno.

Es de señalarse en este sentido que los especialistas destacan, como principales factores a tener en cuenta a la hora de evitar subir de peso en el invierno, en mantener una alimentación balanceada y realizar actividad física diariamente a ser posible, pero al menos tres veces por semana, con días de descanso intermedios además del domingo, y buscando un cansancio importante en cada una de las sesiones.

Por ejemplo, se aconseja especialmente realizar por lo menos 150 minutos de una actividad física de intensidad moderada de tipo aeróbico a la semana, por lo que puedes salir a aminar rápido, trotar o realizar algún deporte junto a tus amigos, intentando llegar a esta cantidad de tiempo, para asegurarte que un pequeño aumento de calorías en la dieta invernal, que suele ser normal, no te cambiará en nada tu peso.

Además, no podemos dejar de pensar en la necesidad de consumir un adecuado aporte de fruta, aporte de verduras, la grasa principalmente de pescados o de vegetales y las carnes únicamente magras, algo que si bien se recomienda durante todo el año, suele ser dejado de lado por las personas mucho más cuando las temperaturas frías comienzan.

Finalmente, otro de los elementos a considerar en éstos casos tiene que ver directamente con la necesidad de cenar no más allá de las 22 horas, porque de lo contrario el organismo comienza a generar algunos problemas de tipo fisiológico, especialmente en cuanto a inconvenientes para alcanzar el sueño, y sobre todo en los niños.