Mitos sobre la actividad física

Cuando una persona saber que debería estar llevando a cabo una rutina de entrenamiento deportivo para mejorar su apariencia, y sobre todo su salud, pero no tiene ganas de hacerlo, suele poner excusas de todo tipo, de forma que muchas de ellas, con el correr del tiempo, se han transformado incluso en mitos, y por esa cuestión vamos a analizar algunos de los más comunes para, básicamente, desmitificarlos.

Por ejemplo, una de las excusas más clásicas a la hora de no entrenar tienen que ver con lo ocupado que está uno. Y si bien es cierto que evidentemente perderemos mucho tiempo si dedicamos una hora y media por día, seis días a la semana a entrenar, no hay nadie que no pueda dedicarle 30 minutos por día a un entrenamiento de tipo moderado los días de la semana, dejando de lado ya el fin de semana, por ejemplo.

Para no mandar a nuestros hijos a hacer ejercicio, también solemos decir que los pequeños son inquietos por naturaleza, de modo que no tienen necesidad de entrenarse, y la verdad es que es una gran mentira, ya que los pequeños en edad escolar necesitan un entrenamiento de una hora por día, al menos cinco días a la semana para asegurarse un desarrollo de su cuerpo fiable, ya que el entrenamiento de esta época de sus vidas repercutirá en su organismo el resto de ellas.

También es común que muchas personas sostengan que el ejercicio físico está especialmente pensado para las personas que se encuentran en su juventud, y no así para quienes han pasado los 30 o 40 años. Es justamente en esta edad, y para mejorar la percepción de la vejez que tendremos, que conviene realizar siempre alrededor de 30 minutos de actividad física diaria.

Y finalmente, para quienes dicen que la actividad física sólo es necesaria en los países industrializados, y que los países en desarrollo tienen otros problemas, podemos decirte que como hemos comentado en el pasado, alrededor de un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud, con las consecuencias que ello implica.