Media hora por día para evitar males crónicos

Muchas veces hemos mencionado en este mismo sitio, sobre la necesidad que tiene el ser humano de desarrollar una rutina de entrenamiento, de al menos media hora por día, y lo mismo ha sido confirmado por recientes estudios internacionales a lo largo de los últimos años, con la salvedad de que los más recientes, explican que se trata de una de las mejores acciones preventivas que podemos considerar, sobre todo de cara a los “males crónicos”.

En concreto, de acuerdo a los especialistas de todo el mundo, realizar cualquier tipo de ejercicio durante 30 minutos diarios puede prevenir la osteoporosis, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares y la obesidad, entre otras tantas, y lo mejor del caso, es que sólo necesitamos de un rato al día, que todo el mundo lo tiene, para mantenernos en forma, siempre y cuando llevemos adelante, además, una dieta equilibrada, claro está.

Pero si no tuvieras las ganas, o la posibilidad, de llevara delante una caminata de media hora por día, cuatro o cinco veces a la semana, también puedes apostar por hacer cualquier tipo de ejercicio durante diez minutos seguidos, esperar un rato, y volver a hacer otros diez minutos de entrenamiento, repitiendo la acción una vez más, completando entonces la dichosa media hora, pero con una mayor tranquilidad y tiempo de recuperación.

Además, considerando que la mayoría de las personas, en cualquier país del mundo, son sedentarias en la actualidad, es importante que más allá de estos ejercicios, como mencionábamos, lleven adelante una estricta dieta, en la que incluyan el consumo, varias veces por semana de pescado, frutas y verduras, además de evitar los dulces y el exceso de sal.

Por último, y aunque te parezca que ya no estás a tiempo de obtener los beneficios de realizar esta cantidad de ejercicio físico por día, los expertos están de acuerdo en que nunca es tarde para poder beneficiarse uno de todos los elementos positivos que tiene el entrenamiento, incluso de baja intensidad.