Los riesgos de no beber el suficiente líquido

 

Siempre resaltamos en este sitio la importancia de tomar los clásicos dos litros de agua que se ofrecen como una solución muy benéfica para todas las funciones del organismo. Sin embargo, en este caso, vamos a hacer hincapié especialmente en cuáles son los perjuicios que podemos llegar a sufrir en cada de no llevar adelante este procedimiento de forma diaria, es decir, a que nos exponemos cuando no tomamos lo suficiente.

Lo primero que se debe tener en cuenta, en estos casos, es que junto con una alimentación balanceada, el hecho de llevar adelante una buena hidratación es considerado fundamental por los especialistas médicos para tener una buena calidad de vida, sobre todo las personas mayores de 60 años.

En el caso de que no siguiéramos adelante los consejos sobre la cantidad de agua que se debe tomar, incluso, podríamos estar exponiéndonos a problemas de salud como por ejemplo un deterioro físico general, morbilidad y mortalidad, y otros tanto, que no tiene sentido llegar a sufrir, si podemos evitarlos únicamente con tomar ocho vasos de agua al día, lo que no nos provoca ningún perjuicio, ni siquiera cuando excedamos esas cantidades por poco.

Es tal la importancia de esta temática, incluso, que la misma fue planteada de forma reciente por la Rosa María Ortega, en una de las tantas charlas que se desarrollaron con motivo del IX Congreso de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, y que en muchos de los casos estuvieron directamente referidas a la importancia que tanto la alimentación como la hidratación tienen para estas personas.

En el caso de las personas mayores, los expertos se encargaron de explicar que su situación es aún más complicada, porque en rasgos generales tienen menor cantidad de agua en su organismo, y para colmo, su percepción de sed es menor y más lenta que la de los jóvenes, de modo que a menos que estén predispuestos a hidratarse, es difícil que les surja esa inquietud.