Llegar a mayores

Está claro que el deseo de la mayoría de las personas, es llegar a una edad avanzada en toda nuestra lucidez, para ello, hay que seguir las estrategias de vivir sano toda la vida anterior a este momento.

Hay que llegar a mayores con toda nuestra razón y expresión, esto depende de  nuestro propio conocimiento (lenguaje, juicio, inteligencia, atención, memoria…), el cual, debe mantenerse intacto el mayor tiempo posible.

Las neuronas, dependen de la dinámica de las células nerviosas, de las conexiones, las cuales, reciben el nombre de sinapsis. Una persona joven tiene más dinamismo porque su sinapsis es mayor, por lo tanto, cuanto más actividad se tenga durante la juventud (estudio, sociedad, juego…) más conexiones se producen y más posibilidad de que nuestra capacidad sea buena con el avance de la edad.

Cuando se alcanza la edad de 65 años, ha de buscarse actividades que permitan funcionar y ejercitar la mente, pues una vez se ha perdido por completo es casi imposible recuperarla. Hay que estar alerta a las señales de pérdida, tener en cuenta las disfunciones de la edad con las de las declinaciones más graves, tratando de luchar contra el deterioro del conocimiento.

Hay muchas formas de poner en funcionamiento estas conexiones. Los pasatiempos de palabras cruzadas, las sopas de letras, los sudokus, dibujar, hacer manualidades, hacer juegos de memoria…

Pero siempre antes de que las conexiones se pierdan, de lo contrario no llegaremos a tiempo.

Recordemos que llegar a una edad avanzada es todo un logro, una superación que todos debemos conseguir. El aporte de experiencia es necesario para las generaciones que están por llegar, pues estas necesitan los consejos de la vida anteriormente vivida.