La soja

La soja, es un alimento de tipo vegetal, muy común entre las dietas vegetarianas, ya que es un gran sustitutivo de las proteínas animales, las cuales, no está presentes en este tipo de dietas.

La soja, es perfecta para incluirla en una dieta familiar, es adecuada para todos, por sus múltiples propiedades, sabor y grandes beneficios. De este alimento, se extrae leche, tofu (queso), salchichas, bollerías… la leche y sus derivados, son usados para las personas con intolerancia  a la lactosa. La soja, contiene elevados niveles de calcio, por ello, puede sustituir perfectamente a la leche animal. En el mercado, ya se encuentran muchos derivados lácteos como yogures, batidos…

Uno de sus más grandes beneficios, es el control del colesterol. Los diabéticos, también la incluyen en su dieta, pues es muy efectiva en esta enfermedad ya que regula el nivel de azúcar en sangre y no posee ningún tipo de contradicción.

Su consume entre las mujeres, igualmente es muy beneficioso, pues disminuye el riesgo de cáncer de mama, ovarios y otras enfermedades degenerativas, además de servir de gran alivio en el síndrome premenstrual.

Con el consumo de este alimento, se reducen los problemas del corazón, ya que es rica en lecitina. Se puede consumir a cualquier edad, todavía mucho mejor para una prevención temprana.

Para tener una idea de su contenido nutricional, mostramos los porcentajes sobre 100 g. de este alimento:

–                    energía: 422 Kcal

–                    proteínas: 35 g

–                    carbohidratos : 30 g

–                    colesterol: 0 g

–                    agua: 7 g

–                    sodio: 5 g

–                    potasio: 1700 g

–                    calcio: 280 g

–                    magnesio: 240 g

–                    hierro: 8 g

–                    fibra: 14 g

 

Fuente: botanical online