La macrobiótica

El bienestar es un concepto que actualmente se tiene muy en cuenta. Esto conlleva cuerpo y mente. Para sentirnos mejor, hemos de ser conscientes sé que nos tenemos que sentir en armonía nosotros mismo, para ello, existen numerosos tratamientos tanto para la mente como para el cuerpo. El ejercicio, la relajación, el cuidado de la belleza… todo nos ayudará a sentirnos bien por dentro y por fuera y sobre todo, lo más importante: consigo mismo.

Los métodos y alternativas que reeducan los hábitos y nos ofrecen aprender actitudes positivas hacia la vida, son amplísimos.

Las terapias orientales combinadas con los avances occidentales, dan un amplio abanico hacia las necesidades físicas, estéticas y emocionales. Masajes, relax, yoga, spas, cosméticas de sensaciones…todo pensado para dar placer a las nuevas formas de vivir actuales.

La forma macrobiótica, son el ejercer un estilo de vida con una cierta filosofía en los hábitos de la cocina. La carne es como una vez al mes, se come arroz, legumbres, etc. Es una forma similar a la que comían nuestros abuelos, de podría decir de una forma más natural, una actitud de volver a lo básico. En esta filosofía, se entiende la salud como un equilibrio de nuestro estado, no consiste en alejar enfermedades, sino en que nuestro organismo esté en el orden perfecto, tanto físico como mentalmente. Se aprende a mejorar la vida con los cambios de hábitos. Se rompe el tópico de que comer sano es aburrido o que cuidarse es u sacrificio. Simplemente es reeducarse y seguir una forma de vida.