La importancia del desayuno

El secreto de un desayuno, es algo mágico, siempre nos lo recomiendan, un buen desayuno es muy importante. Los nutricionistas, son insistentes en este aspecto por grandes razones, pues es la comida más importante del día. A través de su ingesta, el organismo capta que ha comenzado el día y que hay ponerse a funcionar, a enfrentarse con todo lo que venga por delante.

Esta comida primera del día es una buena forma de bajar de peso, pues si se toman suficientes alimentos nutritivos a esta hora de la mañana, las enzimas que son las encargadas de quemar la grasa, se ponen a trabajar de seguida, por lo que ocurre todo lo contrario si nos saltamos el desayuno, ya que esa grasa no se deshace, continua siendo almacenada, las enzimas no comienzan a trabajar.

Hay veces que se cree que con el consumo de unas galletas, café o zumo, ya hemos desayunado, esto es una gran equivocación, pues hay que administrar al organismo una gran cantidad de glucosa para para afrontar el día. Si nos saltamos esta comida tan importante , sus consecuencias son decaimiento, falta de concentración, mal humor… esto es debido a la falta de la glucosa, principal combustible para generar energía.

Nuestro cuerpo, al levantarnos, lleva de 8 a 10 horas, sin tomar ningún alimento, está totalmente con carencia de energía y puede conllevar problemas de mal funcionamiento, si no lo alimentamos correctamente.

En los niños en edad escolar, esta nutrición de la mañana, es muy importante, ya que su escasez, en esta época de desarrollo, le perjudica en el aprendizaje, rendimiento, memoria, creatividad

Un buen desayuno debe constar de cereales (pan, galletas…), lácteos (leche, yogur…), fruta (zumos naturales) y derivados de la carne (jamón cocido, fiambres…) y … a comenzar el día con energía.

Fuente: desayunos gourmet