La artritis

La artritis no es una enfermedad exclusivamente y como se le denomina, de personas mayores, ni contagiosa, ni hereditaria, ni relacionada con la humedad como algunos piensan. Esta es una enfermedad que puede aparecer a cualquier edad y sobre todo en las mujeres entre 25 y 35 años.

Sus síntomas son el enrojecimiento, dolor e inflamación de las articulaciones. Te acusa la rigidez, la incapacidad de no poder moverte por la mañana, acompañada de un dolor continúo que te limita la movilidad. Pero hay que convivir con ella el día a día, tu trabajo, relaciones, tus labores…

Las mujeres, al ser más propensas a ello, tienen que aceptar el adaptar su vida a esta molesta enfermedad en los quehaceres del hogar, familia, niños, embarazo…

Lo mejor dentro de estos casos son acudir a asociaciones destinadas a combatir este tipo de problema, en las cuales, te pueden enseñan a conocer esta enfermedad, sus remedios, sus causas, opiniones y casos de otros pacientes. Todo esto sirve de una gran ayuda para estrechar los lazos entre pacientes y profesionales de la sanidad, haciendo la comunicación más fluida. Estas asociaciones trabajan con proyectos complejos, solventas dudas de, preguntas y ayudan a eliminar mitos y a dejar de llamarla la enfermedad del reuma.

Estos pacientes necesitan  llevar una serie de pautas para mejorar la calidad de vida, es una enfermedad muy común a la que no hay que asociarles la frase de “me estoy haciendo viejo”, pues hoy en día, los descubrimientos y adelantos de la medicina hacen que estas enfermedades se conviertan en algo más de la naturaleza que acompaña al ser humano durante el período de su vida.

Fuente: Wikipedia