Dolores de espalda

Los dolores de espalda son un síntoma muy común  y que aparece con mucha intensidad si no cuidamos esta parte de nuestro cuerpo.

Cuando se sufre te sientes incluso incapaz de moverte, para ello podemos adoptar algunas posturas que pueden aliviarnos y liberar las cargas alejando el dolor rápidamente. Cuando éste se ha calmado, la respiración se regula y los nervios se calman.

Podemos tumbarnos boca arriba sobre la cama y ladear el cuerpo de manera que el lado más afectado quede libre de presión (lo dejaremos arriba), colocaremos también una toalla o almohada bajo de la columna, en la zona lumbar, conseguiremos así una alineación correcta de la columna vertebral. La pierna que está en contacto con la cama la debemos flexionar y la otra estirar. El brazo que queda bajo tiene que estar en un lado de la espalda y el de arriba por delante. La cabeza siempre tiene que estar reposada y relajada, lejos de las tensiones.

Esta postura hemos de intentar mantenerla como mínimo diez minutos y si se sienten cosquilleos en las piernas abandonamos la postura, esto es síntoma de que la circulación no está funcionando correctamente.

Si las molestias las sufrimos en el trabajo, claro está que no podemos tumbarnos, pero lo haremos nada más llegar a casa para aliviar esta parte tan importante de nuestro organismo, una parte que está formada por la columna vertebral, la cual, es la encargada de mantener nuestro cuerpo alineado y en verdadero equilibrio, una desviación de este órgano puede conducir a lesiones muy graves.

Fuente: espalda