La alimentación recomendable para el colon irritable

El porcentaje de personas en el mundo que pueden sufrir de colon irritable es bastante más importante del que uno podría llegar a creer, de forma tal que nunca están de más algunos consejos básicos que nos permitan mostrar a todo el mundo cuáles son los alimentos más recomendables para quienes sufren de este inconveniente alimenticio, muy molesto en realidad.

Lo primero que deberá tener en cuenta una persona que sufre de colon irritable, siendo éste un consejo que a las claras corre por su cuenta, es que se debe comer lo más despacio posible, intentando masticar los alimentos hasta que sean una especie de pasta. De esta forma, el colon deberá realizar un trabajo mucho menor, por lo que se dañará menos.

Por otro lado, se recomienda también evitar el consumo de pocas e importantes comidas en el día, sino que es conveniente, tal vez, comer unas seis o siete veces en la jornada, con espacios de dos o tres horas entre cada alimentación, pero asegurándonos de hacerlo siempre de a poco, y despacio. Por lo general, además, se aconseja buscar una dieta pobre en grasas, y más bien rica en proteínas, con todos los cuidados mencionados anteriormente también.

También es fundamental el aporte de líquidos, y se debe considerar aumentar el mismo, incluso hasta los dos litros, cuando los casos de estreñimiento se vuelvan frecuentes. Además, conviene siempre evitar ciertos alimentos en particular, como por ejemplo las especias, el alcohol en todas sus formas, el cacao, las sopas en sobre, los derivados de los lácteos, los pasteles, los helados, las gaseosas, y todos los alimentos flatulentos.

Por el contrario, se recomienda aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra, por ejemplo a través de suplementos de salvado de trigo, mezclado con líquidos o alimentos, para facilitar de esa forma el trabajo del colon.