El ovario poliquístico

Las mujeres en edad fértil, pueden encontrarse con el problema del ovario poliquístico. Este se produce a consecuencia de las alteraciones de las hormonas, la sangre, la insulina…

Son dudosas sus causas, aunque las mujeres con antecedentes son más propensas a padecerlo.

La hormona andrógena, es parte de la culpable de que esto se produzca, esta es una hormona masculina, la cual, cuando se encuentra en grandes niveles y se reproducen, son las causantes de la obesidad en la mujer, el excesivo vello y las menstruaciones irregulares.

Cuando el óvulo que debe madurar y que posteriormente debe caer a través de la trompa de Falopio, no lo hace, se convierten en quiste y se llena de líquido, además de quedarse pegado al ovario. Cuando se acumulan varios de estos óvulos, es cuando el ovario pasa a ser poliquístico. Ocurre entonces que no llega a comenzar la ovulación, la hormona progesterona no se produce, por lo que la menstruación no aparece y afecta a la fertilidad, además de a la producción de hormonas.

Todo esto tiene su respectivo tratamiento a través de los anticonceptivos, ya que las hormonas que estos contienen, sirven de reguladoras para la menstruación, además de regular el acné y la reducción de hormonas masculinas.

Este trastorno que ocurre en el ovario, al alterar la menstruación, produce la infertilidad, por ello, la solución para estos síntomas son los tratamientos de fertilidad y los de insulina, ya que estos últimos se alteran por las hormonas.

Las mujeres que sufren este síntoma, han de llevar un peso controlado a través de una dieta sana y equilibrada que le ayudarán a mantener los niveles necesarios.

Fuente: geo salud