Azúcar blanca, azúcar morena

La azúcar blanca, se diferencia de la morena, no solamente en su color, sino también en su sabor.

Cuando seguimos una dieta, siempre se nos recomienda consumir productos integrales por sus nutrientes más completos, por ejemplo: arroz integral, pan, harina… podemos encontrar los más variados productos de esta forma. Con el azúcar, ocurre casi lo mismo, se recomienda más la morena que la blanca.

Los productos integrales, tienen más fibra al conservar todavía sus granos, por lo tanto son más ricos en nutrientes. Los productos refinados, se les quita el grano, por lo tanto, solo quedan gérmenes y embriones.

La azúcar morena, obtiene este color, al estar mezclada con la melaza. La melaza se encuentra en la caña de la azúcar, por ello, al elaborar su extracción, toma este color. Se encuentra rodeada de una fina capa que contiene minerales y vitaminas (en cantidades muy pequeñas). Esta capa, es la que se le llama “impurezas”, las cuales, son eliminadas para obtener la azúcar blanca.

La eliminación de esta fina capa, no supone un gran cambio en su valor nutricional, se pueden diferenciar alrededor de 1 kcal, algo sin importancia.

La gran diferencia entre estas dos clases de azúcar, es el sabor que le dan a los alimentos, además de sus diferentes orígenes, pues puede ser también de la remolacha.

Otra diferencia, es el grado de refinación, causa del diferente color que poseen, esto se determina por la cantidad de sacarosa contenida en sus cristales. Todo depende de gustos.

Fuente: alimentos y secretos