El ejercicio físico para luchar contra la Esclerosis Múltiple

La Esclerosis Múltiple es una de las peores enfermedades del mundo, al punto de que recientes estadísticas indican que se trata de la “primera causa de discapacidad física de origen no traumático en adultos jóvenes en España”. Por este motivo, como sucede en todos lo casos de este tipo, se buscan soluciones para que los pacientes de la misma la sufran lo menos posible, y como también sucede a menudo, el ejercicio físico es una de las respuesta.

Esto debido a que, como la mayoría de los pacientes llega a adquirir un grado de discapacidad considerable luego de unos diez a veinte años de sufrir las primeras consecuencias de la EM, se buscan soluciones que les permitan acceder a una mejor calidad de vida, entre las que se encuentran muchas relacionadas con diferentes actividades físicas, y entre ellas deportes de cualquier tipo.

De esta forma, el ejercicio físico se establece como una de las mejores posibilidades de acceder a una vida diferente que tienen todos los pacientes de Esclerosis Múltiple, al punto de que son ellos mismos muchas veces los que demandan al equipo médico que los atiende, la posibilidad de poder realizar diferentes tareas en este sentido.

Incluso, hay que destacar de igual modo, que hasta no hace demasiado tiempo, los pacientes con EM tenían terminantemente prohibido realizar cualquier tipo de actividad física, algo que por suerte se ha modificado en los últimos años, ante la sobrada evidencia de que, en realidad, los deportes y ejercicios afines, no hacían más que mejorar su condición de vida.

Entonces, los expertos indican que el ejercicio físico favorece y promueve estados antiinflamatorios y controla los estados proinflamatorios, que son realmente comunes en los pacientes de EM, logrando que obtengan una serie de beneficios que de otra manera se encontrarían lejos de su alcance.